Créditos: Sciences Po Grenoble

El carnaval de Oruro se vuelve más famoso cada año, sobre todo desde que este símbolo de la cultura boliviana fue inscrito en el Patrimonio Cultural de la Unesco en 2001.

Cada año, este famoso evento se organiza en Bolivia. La próxima edición del carnaval de Oruro tendrá lugar del 7 hasta el 26 de febrero, y acogerá como cada año a más de un millón de personas. Es uno de los carnavales más singulares y más antiguos del mundo ya que existe desde hace más de 200 años.
“Uru Uru”, en lengua indígena aymará, es el nombre prehispánico de Oruro, pequeña ciudad minera en las montañas del oeste de Bolivia. Durante el carnaval, ve cuadruplicar a su población de 250 000 habitantes al año.

Los orígenes del Carnaval de Oruro se remontan a antes de la llegada de que los conquistadores españoles. Al principio, era el destino religioso de los indígenas de los Andes que celebraban allí grandes fiestas en honor a los dioses. Los lugareños iban a adorar a la Pachamama (Madre Tierra) y a su antiguo dios Tío.
Además, el carnaval encuentra su origen en una antigua creencia que cuenta que, en aquel tiempo, una virgen había ayudado a un hombre herido a volver a casa, cerca de las minas de plata de Oruro. Desde entonces, la ciudad se ha convertido en un símbolo de protección para los mineros bolivianos.

El Carnaval de Oruro, una mezcla entre costumbres católicos y precolombinos, da cuenta de cierto sincretismo religioso. Así, los íconos cristianos de la Virgen Católica y del Diablo se mezclan con los cultos indígenas paganos de la Pachamama y del Tío.
En efecto, empieza con una ceremonia dedicada a la Virgen del Socavón en la que unas bandas tocan música tradicional boliviana para saludarla. Por otra parte, el Tío de la Mina, personaje malévolo que se considera como el tío de las montañas, es el personaje más famoso del Carnaval de Oruro. En la época del carnaval, se transforma en el Diablo.

Durante las festividades, el desfile principal se desmarca de las otras animaciones por su duración y su envergadura. En efecto puede durar hasta 20 horas, se extiende sobre 4 kilómetros y pone en escena a 20 000 bailarinas, 150 bandas y 10 000 músicos.

Lleva a las tablas dos obras principales. La primera relata la conquista española, y la segunda la batalla de San Miguel entre el Bien y el Mal. En este desfile, San Miguel simboliza la mitológica ciudad de “Uru”. Llegan Lucifer y su esposa, y ambos intentan seducir a San Miguel con sus bailes.

Le carnaval d'Oruro en Bolivie. Deux siècles de festivités témoignant d'un mélange de tradition et de colonisation

Créditos: Sciences Po Grenoble

La Diablada, conocida como el baile de los diablos, es particularmente famosa y existe desde la época colonial. Otros bailes son también famosos, como la Morenada y los Tinkus que forman parte de los bailes tradicionales bolivianos.
El carnaval es todo un espectáculo muy colorido gracias a los numerosos vestidos y al trabajo de los artistas que realizan 18 espectáculos distintos durante las festividades.

Hoy en día, el carnaval de Oruro es un verdadero símbolo de la cultura nacional. Además, se convirtió en una tradición regional muy fuerte: cada país de América Latina ya organiza su propio carnaval. El más famoso y esperado es el de Brasil: el carnaval de Río.
Gracias a sus vestidos y a sus bailes folclóricos, todavía sigue teniendo el carnaval una influencia mundial sobre todos los desfiles del mundo.

Inès CHEBIRI y Léa CONDOM

Inès CHEBIRI y Léa CONDOM