El Café Latino supo de primera mano que el proceso de devolución de las obras de San Agustín, Colombia que reposan en el Museo Etnológico de Berlín comenzó.

Como lo explicamos en la revista 56 de El Café Latino, Apropiación cultural y desinterés político: El caso de las 35 estatuas del “Pueblo Escultor” de Colombia – El Café Latino (elcafelatino.org)  en El Museo Etnográfico de Berlín, duermen en sus sótanos 135 obras diferentes, pertenecientes al Patrimonio Cultural colombiano, reconocido como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.  Estas obras salieron hace más de 100 años del territorio nacional y ahora parecen estar preparándose para retornar a su lugar de origen. El gobierno colombiano hizo la solicitud formal ante el gobierno Alemán para lograr la restitución de las obras y éste a su vez, acogió la solicitud y le dio trámite enviándola a la jefatura de Museos de Berlín que tienen a su cargo dichas obras para que se sigan todos los pasos necesarios para formalizar la devolución.

Restitución de obras precolombinas por parte de las autoridades alemanas

©Eric Julien K

En el 2022, Colombia y Alemania, cumplen 150 años de iniciada las relaciones diplomáticas y este acto sería un hecho más de la buena cooperación que une a los dos países.Aquí debajo las transmisión de la emisión en la Radio Nacional Alemana de Burkhard Birke el viernes 4 de febrero de 2022, donde narra los hechos

“Hace unos 100 años, el etnólogo Konrad Theodor Preuss trajo numerosos objetos de un viaje de investigación a Colombia. Entre ellos hay muchos objetos arqueológicos procedentes de San Agustín, en el suroeste de Colombia, y de la Sierra Nevada de Santa Marta, en el norte del país. En concreto, se trata de 133 objetos líticos de San Agustín y más de 113 objetos de la cultura kogui de la Sierra. Destacan dos máscaras faciales de madera de la época precolombina, que los indígenas kogui reivindican para su labor ritual de mantenimiento del equilibrio de la naturaleza. Hace tiempo que se está discutiendo su restitución: Pero ahora, por primera vez, el gobierno colombiano ha solicitado formalmente los objetos de San Agustín. Burkhard Birke estuvo en Colombia, de donde provienen los objetos.»

Restitución de obras precolombinas por parte de las autoridades alemanas

©Museo de Berlin

Voz del autor:
Máscaras rituales e ídolos de piedra: Colombia presenta por primera vez una solicitud formal para la restitución de objetos de la colección del Museo Etnológico de Berlín. ¿Fin de una disputa de años?

Voz original 1 Arregoces Conchacala Indígena Kogui:
Exigimos la restitución: nuestros niños secuestrados y cautivos deben ser devueltos a su lugar de origen.

Periodista:
De las palabras de Arregoces Conchacala resuena sobre todo la impaciencia. El Cabildo Gobernador, es decir, el portavoz político del pueblo indígena kogui, no puede entender por qué dos máscaras faciales rituales de los koguis no han sido devueltas a su tierra natal. El etnólogo y entonces Director del Museo Etnológico Konrad Theodor Preuss había traído las máscaras a Alemania tras una estancia de investigación con los koguis en 1919. Los aproximadamente 25.000 koguis o kágaba están considerados como la última alta cultura indígena que sobrevive en América Latina, con altos sacerdotes, los llamados Mamos o Mamas.

Para sus rituales utilizan, entre otros objetos, máscaras de madera con las que bailan durante tres días y tres noches para mantener el equilibrio de la naturaleza, según dicen. Las dos máscaras del Museo Etnológico de Berlín desempeñan un papel fundamental. Son la máscara solar y la máscara solar grande. Cuando le enseño a Mama Shibulata una foto de las máscaras en una caja de madera blanca tomada en el depósito del Museo Etnológico, me mira con cierta incomprensión.

Voz original Shibulata (Kágaba) (voice over):
Ver las dos máscaras me pone muy triste. Mama Pedro Juan y Mamá Jacinto han intentado traerlas de vuelta y han dejado claro el significado que tienen estas máscaras para nosotros. Desgraciadamente, no se ha conseguido hasta ahora. Cuando miro las máscaras ahora, estoy aún más preocupado. No quiero mirarlas. Ya es hora de que las máscaras vuelvan a nuestro territorio, que las devuelvan, porque lo controlan todo en nuestro territorio. Sentimos la ausencia de las máscaras en nuestro territorio: se han producido desastres naturales, enfermedades se propagan. Hay una energía negativa porque las máscaras no están aquí en el terreno. Tengo ganas de llorar.

Restitución de obras precolombinas por parte de las autoridades alemanas

 ©Eric Julien K

Periodista:
Hace casi nueve años, una delegación de los koguis visitó las máscaras en su «prisión», el Museo Etnológico de Berlín Dahlem. Desde entonces, han exigido explícitamente su restitución. Hermann Parzinger, presidente de la Fundación Red de Museos del  Patrimonio Cultural Prusiano, responsable del Museo Etnológico:

Voz original Parzinger:
Por todo lo que sabemos, las máscaras de los koguis no fueron adquiridas ilegalmente. Fueron adquiridos por Konrad Preuss durante sus viajes por Colombia a principios del siglo XX. Sin embargo, por supuesto siempre hemos dicho que en el caso de objetos que tienen un significado ritual especial o de otro tipo para las comunidades, para las comunidades indígenas, siempre es posible hablar de su restitución. Se lo aseguramos a los koguis hace unos años. La conservadora responsable también ha estado en contacto con ellos y siempre estamos dispuestos a reanudar las conversaciones y buscar soluciones.

Periodista:
Sin embargo, los científicos ponen en duda si Preuss adquirió las máscaras legítimamente, ya que se dice que se aprovechó de una disputa por la herencia entre los koguis. El hecho de que las máscaras siguen guardadas en un cajón del depósito del museo en Berlín Dahlem se debe principalmente a que -según la conservadora Manuela Fischer- aún no se ha recibido ninguna solicitud oficial de restitución por parte del gobierno colombiano. Eso podría cambiar pronto. Otra parte de la colección de Konrad Theodor Preuss también está en disputa. Se trata de objetos líticos de San Agustín, en el suroeste de Colombia, que Preuss supuestamente exportó como material de construcción hace más de 100 años y llevó a Alemania. Durante su visita a Berlín a principios de noviembre del año pasado, la Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, Marta Lucía Ramírez, hizo del retorno un tema de interés y tomó la iniciativa poco después:

Voz original Marta Lucia Ramírez (vice presidente de Colombia):
Nuestro Gobierno es consciente del sentir de nuestras comunidades que extrañan y reclaman el regreso al país de piezas patrimoniales ancestrales. 
Por ello, el 23 de noviembre 2021, nuestra Embajada envió una nota verbal al Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania mediante la cual solicitamos oficialmente el regreso de un lote de 133 piezas líticas que han sido identificadas por expertos del Instituto Colombiano de Antropología (ICANH) como piezas pertenecientes a la Cultura de San Agustín.

Periodista:
Por primera vez, Colombia presenta una solicitud formal de restitución. Las conversaciones se llevarán a cabo ahora con un espíritu de cooperación, dijo Marta Lucía Ramírez a la emisora de radio Deutschlandfunk. Hermann Parzinger, de la Fundación del Patrimonio Cultural Prusiano:

Voz original Parzinger:
Vamos a revisarlo. No son estatuas, sino un total de 135 objetos líticos. La mayoría son simples hachas de piedra. También hay algunos fragmentos más pequeños de esculturas de piedra. Lo revisaremos también y, por supuesto, informaremos pronto a la Embajada de Colombia a través del Ministerio Federal de Relaciones Exteriores. Y entonces decidiremos en consecuencia cómo podemos solucionar este tema.

Periodista:
Lo decisivo es que los objetos vuelvan a su lugar de origen y donde -como en el caso de las máscaras- se necesitan.

Vínculo al reportaje radial:  https://bit.ly/emissionderadio

Restitución de obras precolombinas por parte de las autoridades alemanas

©Edward Bermúdez «Tumba en San Agustín»  

Burkhard Birke

Burkhard Birke

Autor del artículo